Nos mudamos

El Alvariblog se muda a la casa de su autor. Así es: pronto cerraré este blog, pero no desaparecerá, sino que desde ya lo he alojado en mi propia página web de WordPress. Algunos ya la conocen; los que no, pueden verla aquí. Como se darán cuenta, en el menú principal está la pestaña Alvariblog, en la que se encuentran todas las categorías y entradas de este blog, que seguirá creciendo en mi “cuartel general”.

Muchas gracias por leer. Nos vemos allá.

—Álvaro

#ConfesionesDeTwitter

Sorpresa de la lluvia en Lima

En esta noche limeña de verano, me encontraba yo trabajando en la computadora y escuchando a Maurice Ravel y a Nirvana alternativamente. Por supuesto, no se oía casi nada del exterior. En eso, puse pausa al reproductor y percibí un sonido de goteo y un aroma delicioso. Me asomé a la ventana.

De madrugada,
de la tierra el aroma
la lluvia obsequia.

Inusualmente, llovía. La precipitación era visible y persistente. Y audible. Entonces escribí:

Nadie camina,
sólo la lluvia marcha,
interminable.